México debe actuar con cautela ante la renegociación del TLCAN: César Quesada

  • Aumenta la dependencia de la avicultura mexicana del mercado de EUA.
  • SAGARPA- SENASICA deben agilizar los protocolos para acceder a otros países.

Ciudad de México a 31 de enero de 2017.México debe actuar con mucha cautela ante la eminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en virtud de que cualquier modificación a lo establecido puede generar repercusiones importantes socio-económicas no solo a la avicultura, sino a los consumidores mexicanos, sostuvo César Quesada Macías, presidente de la Unión Nacional de Avicultores.

Al hacer un balance de lo que ha significado el TLCAN para la avicultura, Quesada Macías, explicó que el sector tiene una amplia dependencia de insumos estadounidenses para su desarrollo como es el caso de los granos forrajeros como el maíz, las pastas oleaginosas, el sorgo, así como los pies de cría, pollitos progenitores y pollitos reproductores.

Sostuvo que lamentablemente en el caso de los granos forrajeros, está dependencia va en aumento, ya que la producción nacional no cubre las necesidades de la avicultura, que por el contrario, mantiene un crecimiento sostenido desde siempre.

De acuerdo con un análisis de la Unión Nacional de Avicultores, en 2010 la importación de maíz amarillo realizadas por el sector pecuario mexicano fue de 7’270,912 de toneladas, volumen que llegó a 10’835,589 toneladas en octubre de 2016. En ese sentido, de acuerdo con los registros durante 2010, el volumen importado de pastas y oleaginosas alcanzó las 888,007 toneladas y para octubre de 2016 llegó a 1’802,291 toneladas. “De los totales referidos, el 50% corresponden a importaciones realizadas por la avicultura, exclusivamente”, señala el documento.

Según se desprende del análisis, para el caso del pie de cría, la situación es similar, ya que en 2010 las importaciones de huevo fértil sumó 6,203 toneladas, volumen que para octubre de 2016 llegó a 35,830 toneladas, ejemplificó.

En ese sentido, el empresario precisó que el TLCAN, ha sido benéfico para la industria porque se está accediendo a insumos imprescindibles para la actividad.

Instó a que las autoridades de la Secretaria de Economía, consideren la opinión de los avicultores y en particular de la UNA, al momento de realizar propuestas y contrapropuestas en las eventuales negociaciones con las autoriades estadounidenses.

Recordó que en el TLCAN, es su capítulo avícola, solamente participan Estados Unidos y México, ya que Canadá excluyó a su sector avícola, desde el inicio del acuerdo comercial.

En ese sentido, dijo Quesada que a nivel empresarial, las aviculturas de México y Estados Unidos, han venido trabajando en foma conjunta a través de un organismo bilateral conocido con el Nafta Egg and Poultry Partnership (NEEP).

Puntualizó que el NEPP es un instrumento de colaboración y trabajo conjunto entre representantes de la UNA y USAPEEC. Además se ha consolidado como un foro en donde ambas industrias, discuten asuntos de interés mutuo.

“También el NEPP es un claro ejemplo del entendimiento y trabajo coordinado entre ambas industrias, cimentado a través de la comunicación y el diálogo permanente y transparente, así como la confianza mutua”, sostuvo.

El NEPP también ha logrado reunir y establecer mesas de trabajo entre los funcionarios de primer nivel de los Gobiernos de México y Estados Unidos de América.

Mercados alternos

Derivado de la situación que prevalece en las politicas comerciales internacionales que está implementando el Gobierno de Estados Unidos, es urgente que México amplié sus horizontes y acceda a mercados distintos como los europeos y los de América del Sur como el caso de Brasil y Argentina (en granos y oleaginosas), para que provean insumos a la avicultura nacional, indicó Quesada.

“La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a través de SENASICA, debe establecer un plan de acción inmediata, que considere la agilización de protocolos sanitarios listos para ser utilizados en cualquier momento por las empresas avícolas mexicanas, y no depender totalmente del abasto estadounidense”, dijo.

Finalmente refrendó el compromiso de la industria avícola nacional de apoyar, como siempre, al crecimiento y fortalecimiento de México, aportando alimentos que generan bienestar a la población como pollo, huevo y pavo, concluyó.

***

Más información: Lic. Rodolfo Valadez Delgado
Director de Comunicación Institucional
Unión Nacional de Avicultores
Tel: 01 (55) 5564 9322 ext 107
Email: comunicacioninstitucional@una.org.mx

Artículos relacionados

28

Nov
Noticias

México, promedio de consumo anual: 345 huevos por habitante

Las entidades que destacan en México por mayor producción de huevo son Jalisco, Puebla y Sonora. La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) destacó que México se ubica como el principal consumidor de huevo, y para poder cubrir la demanda nacional, se producen anualmente 2.77 millones de toneladas. La Sader destacó que lo anterior permite que […]

26

Nov
Noticias

Avicultores, porcicultores y lecheros en reunión intersecretarial SADER-SE

Los productores expusieron la situación que vive el sector pecuario mexicano por las importaciones Ciudad de México a 26 de noviembre de 2019. Los avicultores mexicanos, representados por Juan Manuel Gutiérrez Martín, presidente de Consejo de la Unión Nacional de Avicultores; en conjunto con porcicultores y productores de leche, acudieron a una reunión intersecretarial, llevada a cabo[…]